La marca Ana Guil surge después de que su diseñadora, economista, decidiese dar un nuevo rumbo a su vida y dedicarse a lo que realmente le apasiona: la moda; la moda entendida como arte, como forma de expresión.

Inicialmente, Ana Guil creó la marca Soleil Coutures. Las prendas de Soleil Coutures están impregnadas de belleza, armonía y originalidad que las hace únicas, sin regirse por las tendencias imperantes.

Después de varios años vendiendo sus colecciones en tiendas y online, decide abrir su propia tienda en el corazón de la moda de Madrid. Es entonces cuando se produce el cambio de Soleil Coutures a Ana Guil: misma diseñadora, mismo concepto de moda, mismo cuidado de todo el proceso de elaboración de la colección y mismo toque artesanal, variando únicamente el nombre de la marca y conservando Soleil Coutures para una línea más casual.

Concienciados con los problemas de la sociedad actual, colaboramos para mejorar el entorno que nos rodea. Todos los materiales utilizados en la elaboración de las colecciones son adquiridos a pequeños comerciantes y artesanos, realizando la confección siempre en talleres locales.